Receta Salada #2 – Salsa Guacamole

Dominguete pasado por agua en el sur de Alicante. Ha hecho tarde de manta, sofá, chimenea encendida y película, pero de esas patateras que dan en la televisión los fines de semana por la tarde, de esas que los actores no los conocen ni en su casa.
Puesto que estoy así, y con un catarro encima del 15, cubierta de pañuelos mocoseados, he decidido escribir por aquí y hablar del Guacamole que me marqué anoche para una cena que tenía con amigos.

¿Habrá algo mejor que algo para picotear?

Esta salsa también la descubrí hace relativamente poco. Sí, la veía por los supermercados pero no me inspiraba confianza, y ya os he dicho lo reacia que soy a probar cosas nuevas.
Cuando la probé por primera vez, me gustó tanto que la hacía todos los fines de semana hasta que mi novio me dijo que ya estaba bien de guacamole, que no quería más en un tiempo. Imaginaos mi cara, triste y desolada, con el enganche que llevaba a ella…pero este fin de semana tenía la excusa perfecta! Los astros se habían alineado de tal forma, que nadie podía detenerme.

La receta no es mía, ni de nadie en concreto, fui leyendo por varios sitios, cogiendo un poquito de allí y allá hasta crear el guacamole perfecto!

ATENTOS A LA JUGADA
(Timelapse de la elaboración de la salsa)

 

INGREDIENTES

  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • 1 cebolla mediana (1/2 si es muy grande)
  • 1 pimiento verde (1/2 si es muy grande)
  • Zumo de limón
  • Tabasco
  • Sal
  • Aceite de Oliva

Ingredientes Guacamole

PROCEDIMIENTO
1. Lavamos toda la verdura, pelamos la cebolla y la cortamos en trozos. Hacemos lo mismo con el tomate y el pimiento verde. No importa el tamaño de los trozos.
2. Introducimos esos trozos en la picadora, o en algún sitio que triture, y los picamos.
3. Abrimos el aguacate, le quitamos el hueso y sacamos toda la “carne” que tiene, la troceamos y a la picadora.
4. Echamos el zumo de medio limón exprimido, unas gotas de Tabasco (mucho ojo con la cantidad, con unas gotas ya saldrá picante!), un chorrito de aceite de oliva y sal abundante.
5. Picamos bien hasta que nos quede una salsa espesa, probamos de sal y… ¡LISTO!

Guárdala en un cuenco o en un tupper y métela al frigorífico, así estará fresquita y los sabores se potenciarán cuando la salsa repose un rato.

Salsa Guacamole

Junto a unos nachos, esta salsa para dipear está de muerte. También se puede echar en las fajitas, receta fresca y súper sana, todo verduras.

Nada más, espero que os guste tanto como a mi y la disfruteis 😀

La navidad a la vuelta de la esquina y ya estamos todos buscando recetas para esos días en familia, los adornos navideños cubren las casas y las luces bañan las calles, se huele. En casa hemos puesto el árbol y vaya odisea, ya la comentaré por aquí jiji

Mientras tanto, ser felices y que esta semana que empieza venga con fuerzas!

Laura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s