Receta dulce #3 – Torrijas

Una vez acabada la Navidad, la cual no acaba el 6 de enero, no. Los dulces navideños duran, ya lo creo que si.
Como me dijo mi suegro estas navidades:
“Hasta San Antón, Pascuas son.”
Y que razón tiene, los dulces llegaron hasta esa fecha (17 de Enero) y continúan rulando por mi casa…
Queridos turrón duro y de chocolate, ¡iros ya! No quiero seguir comiéndoos, me ponéis nerviosa, siempre acechándome e insistiendo 😦

No siendo suficiente esa cantidad calórica que almacenamos en nuestros cuerpos, empezamos con las apetencias de los dulces de Semana Santa. Que si buñuelos de calabaza, de aire, paparajotes (aunque soy de Alicante, estoy muy cerca de Murcia y se nota), torrijas,…

Y mi madre, que no iba a ser menos, se ha puesto manos a la obra. Y menos mal que lo que importa es la intención y ganas que le puso, porque por estética…señor, que cosa más fea.

Así nació la TORRIJA IMPERFECTA.

No os pongo foto por no asustar, en serio, bueno quizás al final de este post lo haga, pero es que no quiero que os vayáis de aquí sin que os cuente la receta de mi madre y así preveniros, para que la hagáis como hay que hacerla.
Mientras os cuento la receta perfecta, bien rica, sabrosa y BONITA (si mi madre me leyera…), no habrá letra pequeña pero si las anécdotas de esas torrimperfectas.

Torrija

 

Las torrijas no son bonitas, y yo no podía hacer una foto más bonita, sorry, pero la intención es lo que cuenta ¿no?

INGREDIENTES

  • Leche
  • Canela en rama
  • Corteza de Limón
  • Azúcar
  • 1 Barra de Pan
  • 2 Huevos
  • Aceite

 

  • Azúcar
  • Canela

 

PROCEDIMIENTO

1. En un cazo, ponemos a hervir el litro de leche junto a la canela en rama (si es una rama larga, pártela en dos trozos), dos cucharadas de azúcar y la corteza de limón. Para que coja todos los aromas, ve removiendo de vez en cuando para que no se pegue/queme, que el azúcar es muy puñetera.

2. Cuando haya roto a hervir, dejamos 2 minutos hirviendo y retiramos del fuego. Dejamos que enfríe para remojar el pan.
Para acelerar este proceso, pasamos la leche a una fuente de cristal grande, y así se enfriara antes.

Para las torrimperfectas no hace falta que la dejes enfriar, simplemente cuando la retires del fuego ponte a empapar, verás la risas que te vas a echar cuando quieras sacarlas de ahí

3. Mientras se enfría, corta la barra de pan en rebanadas alargadas, ¿sabéis lo que os digo? Que no las cortéis rectas, sino un poco inclinadas/diagonal. Prepara también los huevos batidos en un plato hondo.

Procedimiento

4. ¡Manos a la obra! Cuando la leche esté fría, pon en una sartén a calentar aceite, ¿la cantidad? Pues como cuando vas a freír unas patatas, tampoco eches una garrafa, ¿vale?
Ve empapando las rebanadas en la leche y cuando hayan cogido suficiente, aunque no mucho sino no podremos sacarlas de la leche y se nos romperán, pasamos por huevo y a la sartén. Retíralas del fuego cuando cojan colorcito (como en la foto de arriba). Así con todas las rebanadas que te salgan.

Vale, aquí es donde mi madre cometió todos los errores posibles, habidos y por haber. Ella dijo: ¿para qué esperar a que se enfríe la leche? Y directamente echó las rebanadas a empapar, ¡CLARO! Luego no había ser humano (al menos vivo) que pudiera sacarlas de ahí, ¡eso era una baba! Para hacer migas, directamente. Bueno, no contenta con eso, las puso en remojo y se fue, pero no a hacer otra cosa por mi casa, NO, la mujer (de vida alegre) se fue de mi casa a pasearse, bueno, a recoger a mi hermana del colegio, pero vamos, que el triste pan estuvo a remojo más de media hora… ¿cómo las íbamos a poder rescatar de ahí? Pues con un cucharón, era la única forma.

¡Aún hay mas! No os vayáis…
¿Huevo? ¿Qué es eso de huevo? Bah…ella dice que le sonaba algo de huevo, pero que no le hizo caso a su mente prodigiosa. Así que, directamente de la leche al aceite. ¡OLE TU! ¿Qué pasaba? Que eso era un destrozo, todo desmenuzao, hechas unas pasas…no se mantenían en forma, era imposible.

5. Ten un plato con papel absorbente preparado, para que el aceite restante se vaya, ya tiene suficientes calorías como para añadir más….
Nada mas salir del fuego, espolvorea azúcar y canela por encima de ellas, para que estén súper dulces y sabrosisisisimas 😀

Las torrimperfectas, a pesar de sus desastres, pero chicos, como todo en esta vida, nadie es perfecto ni todos somos bellezas universales pero luego somos los mejores. Estaban muy buenas, para que engañarnos, eso si, feas pero hasta decir basta.

Si os fijáis, esta receta tiene hasta moraleja, que no hay que fijarse en el exterior, que lo importante siempre es lo de dentro y el “sabor de boca” que nos deja 😀 (estoy ñoña, vale)

¡NADA MAS! Solo queda esperar a que se enfríen para degustarlas, están de vicio y gustan a todas las edades. Pecado mortal, lo sé…pero es que…tienen una pintaca y un sabor que no me puedo resistir. ¡No odiarme! Jijiji

A ver si lo próximo que ponga no nos hace engordar solo con leerlo jajaja

Laura

Receta Dulce #2 – Galletas de Nutella

Galletas

Miradlas… M I R A D L A S

Qué galletas, qué receta, qué sencillas y qué espectáculo.
Perdonad un momento, necesito limpiar las babas que están cayendo 😁

Bueno, operación roscón fallida y más con esta delicia que he descubierto. No he durado, una triste semana de hacer deporte y esfuerzo por tener una dieta sana y equilibrada. Una semana tentándome con esta receta que encontré en el rincón de bea y, al final, he caído.

El detonante ha sido el estar sola en casa, un frío que pela, el sur de Alicante no está acostumbrado a estas gélidas temperaturas (sí, son 4 grados de mierdecilla pero la humedad da sensación -20 grados por lo menos) y un bote de nutella que me hacía ojitos.
Es tán fácil y con tan poco ingredientes, ¡4! Sólamente 4 y en 30 minutos está lista.

Basta de cháchara, manos a la obra.

Ingredientes

Ingredientes

  • 1 Huevo
  • 100g Azúcar
  • 140g Harina
  • 200 – 250g de Nutella.

Fácil, ¿verdad?

PROCEDIMIENTO

1. Precalienta el horno a 175 grados y prepara una bandeja con papel de cocina.
2. Mezclamos el huevo y el azúcar hasta que quede homogéneo. Mezcla con batidor o con una batidora con la varilla amasadora.
3. Añadimos la harina, no hace falta tamizarla, y mezclamos. Deja a un lado el batidor o batidora, príngate las manos, es de la única forma en que podrás amasar ya que es una masa espesa y grumosa.
4. Añade la nutella y sigue mezclando, hasta conseguir una bola de masa uniforme y homogénea.
5. Haz bolitas, de unos 2-3 cm de diámetro, colócalas sobre la bandeja que tenias lista, dejando espacio entre ellas. Una vez las tienes colocadas, con un vaso, aplástalas hasta que queden con un grosor de 1 cm mas o menos.
6. Hornea durante 8-10 minutos aproximadamente y déjalas enfriar.

bandeja

Con estas cantidades saqué 18 galletas, esto variará según el tamaño en que las hagas.

Recuerda que, al hornear, las galletas se expanden, deja bastante espacio entre ellas.

Buf! Están de vicio. Seguro que a los peques de la casa (y los no tan peques, doy fe) les gustará. ¡Espero que os animéis!

Laura

Receta Dulce #1 – Mantecados

¡Otro martes que aparezco por aquí!
Y qué mejor que trayendo una receta dulce.

Bueno, decimos adiós a Noviembre y damos paso al mes de coger kilitos de más. Es un hecho, entre las cenas de empresa, las cenas entre amigos, antiguos compañeros de clase, NAVIDAD
No hacemos más que tragar COMILONAS, BEBER como cosacos y comer muchos DULCES, pero me encanta jijiji
Luego un poco de dieta, deporte y, con conocimiento, lo rebajamos todo.

Pues como ha llegado esta época, en casa hemos empezado con los dulces navideños y el primero ha sido los MANTECADOS. Vamos, a engordar todos juntos.

Atentos a la receta que está de lujo.

INGREDIENTES

  • 1/2 (0.5) Kg Manteca
  • 1/2 (0.5) Kg Azúcar
  • 1 Kg Harina
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • Raspadura de limón
  • Canela

PROCEDIMIENTO

1. Mezclar la manteca (a temperatura ambiente) con el azúcar. Trabajar la masa bien hasta que esté bien mezclada.

2. Añadimos el resto de ingredientes menos la canela, es decir, la harina, el huevo, las dos yemas y la raspadura de limón. Trabajamos bien hasta tener una base de masa, compacta y que no se pegue mucho en las manos.

3. Espolvoreamos harina sobre una superficie plana (encimera en mi caso) y estiramos la masa. Si no tenemos mucho espacio, vamos estirando pequeños trozos de masa hasta acabar con ella.

4. Con moldes, vamos cortando la masa, creando formas. Esas formas las colocamos en una bandeja para el horno, sobre papel vegetal.

IMG_2970.JPG

5. Metemos al horno, precalentado a 180º, y no tengo un tiempo fijado, pero unos 10 minutos mas o menos, hasta que cojan un poco de color y tengan buena pinta 😀

6. Cuando salen del horno, antes de que se enfríen y con cuidado de no quemarnos, espolvoreamos por encima de ellos canela y azúcar, a gusto del consumidor.

Y ¡voilà!

IMG_2978.JPG

Están tan ricos…lo mejor es hacerlos pequeños y finitos, saldrán más unidades pero así con uno te quitas el deseo y todo perfecto. En la foto, los que parecen torraos en realidad fue un intento de hacerlas de color rojo, echando tinte líquido rojo (claramente) y no…no salió bien jajaja.

IMG_2981.JPG

Bueno, otro día traeré otra cosa nueva. Disfrutad del resto de semana y ser felices!

Os dejo con el atardecer de este 01- Diciembre en mi pueblo, Algorfa.

Atardecer en Algorfa

Laura