Receta Salada #3 – Zarangollo

Zarangollo, nos vamos a comer…que diga… Sarandonga, un arroz con bacalao…

Y así os pido perdón por estar tanto tiempo desaparecida, pero es que la receta dulce que tenía pensada y hecha en varias ocasiones ya…se me olvido hacer fotos, robarle la receta a mi señora madre…un desastre por mi parte. Sigue leyendo

Receta dulce #3 – Torrijas

Una vez acabada la Navidad, la cual no acaba el 6 de enero, no. Los dulces navideños duran, ya lo creo que si.
Como me dijo mi suegro estas navidades:
“Hasta San Antón, Pascuas son.”
Y que razón tiene, los dulces llegaron hasta esa fecha (17 de Enero) y continúan rulando por mi casa…
Queridos turrón duro y de chocolate, ¡iros ya! No quiero seguir comiéndoos, me ponéis nerviosa, siempre acechándome e insistiendo 😦

No siendo suficiente esa cantidad calórica que almacenamos en nuestros cuerpos, empezamos con las apetencias de los dulces de Semana Santa. Que si buñuelos de calabaza, de aire, paparajotes (aunque soy de Alicante, estoy muy cerca de Murcia y se nota), torrijas,…

Y mi madre, que no iba a ser menos, se ha puesto manos a la obra. Y menos mal que lo que importa es la intención y ganas que le puso, porque por estética…señor, que cosa más fea.

Así nació la TORRIJA IMPERFECTA.

No os pongo foto por no asustar, en serio, bueno quizás al final de este post lo haga, pero es que no quiero que os vayáis de aquí sin que os cuente la receta de mi madre y así preveniros, para que la hagáis como hay que hacerla.
Mientras os cuento la receta perfecta, bien rica, sabrosa y BONITA (si mi madre me leyera…), no habrá letra pequeña pero si las anécdotas de esas torrimperfectas.

Torrija

 

Las torrijas no son bonitas, y yo no podía hacer una foto más bonita, sorry, pero la intención es lo que cuenta ¿no?

INGREDIENTES

  • Leche
  • Canela en rama
  • Corteza de Limón
  • Azúcar
  • 1 Barra de Pan
  • 2 Huevos
  • Aceite

 

  • Azúcar
  • Canela

 

PROCEDIMIENTO

1. En un cazo, ponemos a hervir el litro de leche junto a la canela en rama (si es una rama larga, pártela en dos trozos), dos cucharadas de azúcar y la corteza de limón. Para que coja todos los aromas, ve removiendo de vez en cuando para que no se pegue/queme, que el azúcar es muy puñetera.

2. Cuando haya roto a hervir, dejamos 2 minutos hirviendo y retiramos del fuego. Dejamos que enfríe para remojar el pan.
Para acelerar este proceso, pasamos la leche a una fuente de cristal grande, y así se enfriara antes.

Para las torrimperfectas no hace falta que la dejes enfriar, simplemente cuando la retires del fuego ponte a empapar, verás la risas que te vas a echar cuando quieras sacarlas de ahí

3. Mientras se enfría, corta la barra de pan en rebanadas alargadas, ¿sabéis lo que os digo? Que no las cortéis rectas, sino un poco inclinadas/diagonal. Prepara también los huevos batidos en un plato hondo.

Procedimiento

4. ¡Manos a la obra! Cuando la leche esté fría, pon en una sartén a calentar aceite, ¿la cantidad? Pues como cuando vas a freír unas patatas, tampoco eches una garrafa, ¿vale?
Ve empapando las rebanadas en la leche y cuando hayan cogido suficiente, aunque no mucho sino no podremos sacarlas de la leche y se nos romperán, pasamos por huevo y a la sartén. Retíralas del fuego cuando cojan colorcito (como en la foto de arriba). Así con todas las rebanadas que te salgan.

Vale, aquí es donde mi madre cometió todos los errores posibles, habidos y por haber. Ella dijo: ¿para qué esperar a que se enfríe la leche? Y directamente echó las rebanadas a empapar, ¡CLARO! Luego no había ser humano (al menos vivo) que pudiera sacarlas de ahí, ¡eso era una baba! Para hacer migas, directamente. Bueno, no contenta con eso, las puso en remojo y se fue, pero no a hacer otra cosa por mi casa, NO, la mujer (de vida alegre) se fue de mi casa a pasearse, bueno, a recoger a mi hermana del colegio, pero vamos, que el triste pan estuvo a remojo más de media hora… ¿cómo las íbamos a poder rescatar de ahí? Pues con un cucharón, era la única forma.

¡Aún hay mas! No os vayáis…
¿Huevo? ¿Qué es eso de huevo? Bah…ella dice que le sonaba algo de huevo, pero que no le hizo caso a su mente prodigiosa. Así que, directamente de la leche al aceite. ¡OLE TU! ¿Qué pasaba? Que eso era un destrozo, todo desmenuzao, hechas unas pasas…no se mantenían en forma, era imposible.

5. Ten un plato con papel absorbente preparado, para que el aceite restante se vaya, ya tiene suficientes calorías como para añadir más….
Nada mas salir del fuego, espolvorea azúcar y canela por encima de ellas, para que estén súper dulces y sabrosisisisimas 😀

Las torrimperfectas, a pesar de sus desastres, pero chicos, como todo en esta vida, nadie es perfecto ni todos somos bellezas universales pero luego somos los mejores. Estaban muy buenas, para que engañarnos, eso si, feas pero hasta decir basta.

Si os fijáis, esta receta tiene hasta moraleja, que no hay que fijarse en el exterior, que lo importante siempre es lo de dentro y el “sabor de boca” que nos deja 😀 (estoy ñoña, vale)

¡NADA MAS! Solo queda esperar a que se enfríen para degustarlas, están de vicio y gustan a todas las edades. Pecado mortal, lo sé…pero es que…tienen una pintaca y un sabor que no me puedo resistir. ¡No odiarme! Jijiji

A ver si lo próximo que ponga no nos hace engordar solo con leerlo jajaja

Laura

Receta Dulce #2 – Galletas de Nutella

Galletas

Miradlas… M I R A D L A S

Qué galletas, qué receta, qué sencillas y qué espectáculo.
Perdonad un momento, necesito limpiar las babas que están cayendo 😁

Bueno, operación roscón fallida y más con esta delicia que he descubierto. No he durado, una triste semana de hacer deporte y esfuerzo por tener una dieta sana y equilibrada. Una semana tentándome con esta receta que encontré en el rincón de bea y, al final, he caído.

El detonante ha sido el estar sola en casa, un frío que pela, el sur de Alicante no está acostumbrado a estas gélidas temperaturas (sí, son 4 grados de mierdecilla pero la humedad da sensación -20 grados por lo menos) y un bote de nutella que me hacía ojitos.
Es tán fácil y con tan poco ingredientes, ¡4! Sólamente 4 y en 30 minutos está lista.

Basta de cháchara, manos a la obra.

Ingredientes

Ingredientes

  • 1 Huevo
  • 100g Azúcar
  • 140g Harina
  • 200 – 250g de Nutella.

Fácil, ¿verdad?

PROCEDIMIENTO

1. Precalienta el horno a 175 grados y prepara una bandeja con papel de cocina.
2. Mezclamos el huevo y el azúcar hasta que quede homogéneo. Mezcla con batidor o con una batidora con la varilla amasadora.
3. Añadimos la harina, no hace falta tamizarla, y mezclamos. Deja a un lado el batidor o batidora, príngate las manos, es de la única forma en que podrás amasar ya que es una masa espesa y grumosa.
4. Añade la nutella y sigue mezclando, hasta conseguir una bola de masa uniforme y homogénea.
5. Haz bolitas, de unos 2-3 cm de diámetro, colócalas sobre la bandeja que tenias lista, dejando espacio entre ellas. Una vez las tienes colocadas, con un vaso, aplástalas hasta que queden con un grosor de 1 cm mas o menos.
6. Hornea durante 8-10 minutos aproximadamente y déjalas enfriar.

bandeja

Con estas cantidades saqué 18 galletas, esto variará según el tamaño en que las hagas.

Recuerda que, al hornear, las galletas se expanden, deja bastante espacio entre ellas.

Buf! Están de vicio. Seguro que a los peques de la casa (y los no tan peques, doy fe) les gustará. ¡Espero que os animéis!

Laura

Receta Salada #2 – Salsa Guacamole

Dominguete pasado por agua en el sur de Alicante. Ha hecho tarde de manta, sofá, chimenea encendida y película, pero de esas patateras que dan en la televisión los fines de semana por la tarde, de esas que los actores no los conocen ni en su casa.
Puesto que estoy así, y con un catarro encima del 15, cubierta de pañuelos mocoseados, he decidido escribir por aquí y hablar del Guacamole que me marqué anoche para una cena que tenía con amigos.

¿Habrá algo mejor que algo para picotear?

Esta salsa también la descubrí hace relativamente poco. Sí, la veía por los supermercados pero no me inspiraba confianza, y ya os he dicho lo reacia que soy a probar cosas nuevas.
Cuando la probé por primera vez, me gustó tanto que la hacía todos los fines de semana hasta que mi novio me dijo que ya estaba bien de guacamole, que no quería más en un tiempo. Imaginaos mi cara, triste y desolada, con el enganche que llevaba a ella…pero este fin de semana tenía la excusa perfecta! Los astros se habían alineado de tal forma, que nadie podía detenerme.

La receta no es mía, ni de nadie en concreto, fui leyendo por varios sitios, cogiendo un poquito de allí y allá hasta crear el guacamole perfecto!

ATENTOS A LA JUGADA
(Timelapse de la elaboración de la salsa)

 

INGREDIENTES

  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • 1 cebolla mediana (1/2 si es muy grande)
  • 1 pimiento verde (1/2 si es muy grande)
  • Zumo de limón
  • Tabasco
  • Sal
  • Aceite de Oliva

Ingredientes Guacamole

PROCEDIMIENTO
1. Lavamos toda la verdura, pelamos la cebolla y la cortamos en trozos. Hacemos lo mismo con el tomate y el pimiento verde. No importa el tamaño de los trozos.
2. Introducimos esos trozos en la picadora, o en algún sitio que triture, y los picamos.
3. Abrimos el aguacate, le quitamos el hueso y sacamos toda la “carne” que tiene, la troceamos y a la picadora.
4. Echamos el zumo de medio limón exprimido, unas gotas de Tabasco (mucho ojo con la cantidad, con unas gotas ya saldrá picante!), un chorrito de aceite de oliva y sal abundante.
5. Picamos bien hasta que nos quede una salsa espesa, probamos de sal y… ¡LISTO!

Guárdala en un cuenco o en un tupper y métela al frigorífico, así estará fresquita y los sabores se potenciarán cuando la salsa repose un rato.

Salsa Guacamole

Junto a unos nachos, esta salsa para dipear está de muerte. También se puede echar en las fajitas, receta fresca y súper sana, todo verduras.

Nada más, espero que os guste tanto como a mi y la disfruteis 😀

La navidad a la vuelta de la esquina y ya estamos todos buscando recetas para esos días en familia, los adornos navideños cubren las casas y las luces bañan las calles, se huele. En casa hemos puesto el árbol y vaya odisea, ya la comentaré por aquí jiji

Mientras tanto, ser felices y que esta semana que empieza venga con fuerzas!

Laura